Estrellas y Borrascas

WEB DE VICENTE AUPÍ / OBSERVATORIO DEL POLO DEL FRÍO DE TORREMOCHA DEL JILOCA

Portada

Entrevista con Habibullo Abdussamatov, director de Estudios Espaciales del Sector del Sol en el Observatorio de Pulkovo

Habibullo Abdussamatov es director de Estudios Espaciales del sector del Sol en el Observatorio de Pulkovo, cerca de  San Petersburgo (Rusia), y supervisor del proyecto Lunar Observatory. Pocos astrofísicos han investigado el Sol con tanta profundidad como él, y sus estudios le han erigido en uno de los principales opositores a la masiva corriente científica que postula el calentamiento global de origen antropogénico. Abdussamatov, de origen uzbeko, lo ve de otra forma: en esta entrevista afirma que la energía que la Tierra recibe del Sol, nuestra estrella madre, disminuirá en las próximas décadas, de la misma forma que ya lo hizo hace varios siglos durante la llamada Pequeña Edad de Hielo, con un episodio similar al Mínimo de Maunder a mediados de este siglo XXI, con lo cual, según su teoría, nuestro planeta vivirá un episodio de “enfriamiento profundo” que tendrá “un gran impacto para la economía global y la sociedad”. Habla de complejos ciclos solares que justifican su teoría y sostiene, asimismo, que el calentamiento global que se ha producido en la Tierra en las últimos decenios ha sido extensivo a Marte y otros planetas del Sistema Solar, en los que evidentemente “no hay influencia humana”, lo cual constituye un indicador de que ese proceso se debe a “causas naturales” y el Sol es su agente principal. Según Abdussamatov, la Tierra ha experimentado al menos 18 enfriamientos profundos en los últimos 7.500 años a causa de los ciclos de largo periodo de irradiancia solar. No obstante, reconoce que "un 97% de los científicos está de acuerdo en que la Tierra se está calentando por la actividad humana" y solamente "un 3% cree en la posibilidad de una Pequeña Edad de Hielo".

 

LEER LA ENTREVISTA

 

FOTOGRAFÍA: El astrofísico Habibullo Abdussamatov en el Observatorio de Pulkovo, ubicado cerca de San Petersburgo, y considerado uno de los centros científicos históricos de Rusia.

VER MÁS ARTÍCULOS

Salvemos las noches estrelladas

Credit: C. Mayhew & R. Simmon (NASA/GSFC), NOAA/ NGDC, DMSP Digital Archive

A mediados del siglo XX aún era posible ver la Vía Láctea desde el interior de muchas ciudades, pero actualmente sólo puede observarse ese espectáculo en plena naturaleza. En 1986 la contaminación lumínica también impidió ver el legendario cometa Halley a millones de personas y hoy, en 2009, en el Año Internacional de la Astronomía, la realidad es que el cielo nocturno se halla en trance de desaparecer en una gran parte del planeta. Conmemoramos este año el 400 aniversario de las primeras observaciones telescópicas que hizo Galileo, pero él apenas podría realizar sus observaciones bajo el cielo actual, porque se lo impediría una infinidad de luces parásitas. Las noches estrelladas, el firmamento nocturno, la grandiosidad de la bóveda celeste… todo ello supone uno de los más grandes patrimonios de la naturaleza que tenemos, y su pérdida sería uno de los mayores contrasentidos para nuestra civilización, porque el ser humano y el resto de los seres vivos estamos todos hechos de fragmentos de estrellas. Es necesario detener el avance de la contaminación lumínica en todo el mundo, pero en el caso de España estamos ante el paradigma de uno de los países con el mejor cielo nocturno de Europa y en el que, lamentablemente, más han aumentado los focos de polución debido a la ausencia de una ley de protección estatal y de medidas que regulen el alumbrado de manera correcta. Pero no te engañes: no es sólo un problema para los astrónomos, porque el exceso de luces en ciudades y pueblos no sólo nos roba las estrellas, sino que, además, supone un gasto económico inútil para todos los ciudadanos. No se trata de quedarnos a oscuras, sino de usar el alumbrado correcto, que ilumine hacia abajo y permita, al mismo tiempo, conservar el patrimonio natural de las noches estrelladas y reducir el sobrecoste de la factura de luz que supone el derroche de tanta farola sin control.

Cielo y Tierra

Curso de verano "Tiempo y Clima al alcance de todos"

La ciudad de Jaca acogerá del 12 al 14 de julio de 2017 el curso de verano "Tiempo y clima al alcance de todos" de la Universidad de Zaragoza, dirigido por Eduardo Lolumo y en el que Vicente Aupí hablará sobre "El Polo del Frío en España". El objetivo del curso es aportar la formación básica en meteorología y climatología, con una perspectiva orientada al planeta en general y al clima de Aragón en particular. Además de Eduardo Lolumo y Vicente Aupí, el curso tiene como ponentes a Eva Berlanga, que hablará sobre conceptos básicos de meteorología; Lluis Obiols, hombre del tiempo en el canal de televisión La Sexta, que analizará el tratamiento de la información meteorológica en los medios de comunicación; Ana Moreno Caballud, del Instituto Pirenaico de Ecología-CSIC, que explicará los registros paleoambientales del Pirineo y las claves que aportan al conocimiento del clima pasado y presente, así como Samuel Buisán, de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), quien tratará aspectos fundamentales de la actividad de Aemet y el análisis de algunas situaciones atmosféricas adversas en Aragón. Por su parte, Eduardo Lolumo, direcor del curso, será el encargado de las sesiones relativas a los conceptos básicos del climatología y a la originalidad del clima de Aragón. Asimismo, Lolumo y su compañera en Aragón TV Eva Berlanga dedicarán una de las sesiones a introducir al alumnado en los entresijos de su espacio televisivo diario dedicado al tiempo, de cuyo equipo ambos forman parte. Con 20 horas lectivas presenciales, el curso tiene un reconocimiento de créditos de 0,5 ECTS. El programa incluye una visita al proyecto Spice de medición de nieve en Formigal y a la estación meteorológica de Biescas. El curso se desarrollará en el Palacio de Congresos de Jaca. Puedes consultar el programa y la información sobre el curso en este enlace.

© Vicente Aupí

VER MÁS DE CIELO Y TIERRA

El Observatorio

El Observatorio de Torremocha del Jiloca (Teruel) fue creado por Vicente Aupí en 1985. Se encuentra en esta pequeña población del valle del Jiloca, a 994 metros de altitud, al pie de la Sierra Palomera, en una zona privilegiada para la observación astronómica del cielo y de gran interés desde el punto de vista climatológico, ya que se halla enclavada en el triángulo Geográfico Teruel-Molina de Aragón-Calamocha, considerado como uno de los principales polos del frío de la Península Ibérica.

La serie climatológica del observatorio tiene ya datos de 23 años de observaciones termométricas y pluviométricas. A su vez, las actividades astronómicas se han orientado fundamentalmente a la astrofotografía, la divulgación científica y la observación de acontecimientos celestes como los eclipses solares y lunares y la aparición de destacados cometas, entre ellos el histórico del Halley en 1986.

Más información

Datos climatológicos del observatorio

Si lo deseas puedes acceder aquí a los datos climatológicosde temperatura y precipitación de la estación meteorológica del Observatorio de Torremocha del Jiloca. Los datos diarios están disponibles desde el 1 de septiembre de 2007.

http://www.polosdelfrio.net

Astrofotografía

Ver más fotografías

  • Cinturón y Nebulosa de Orion

  • Cometa Hale-Bopp con la Galaxia de Andromeda y el Doble Cúmulo

  • Deneb y la Nebulosa Norteamérica

  • El firmamento estival

  • Luna llena

"Aun a pesar de tener relojes rotos en los baúles, en las Nubes de Magallanes se guardan los más absolutos y recónditos momentos"

Carmen Cortelles

Estrellas y borrascas
Todos los derechos reservados.
© Vicente Aupí. Salvo indicación en contra todos los textos y las fotografías son del autor. Su uso o reproducción sólo se permite mediante la correspondiente autorización previa.
CONTACTO: vaupi@estrellasyborrascas.com